Ocupa tu espacio ¡TOMA la participación!

Actuación en la plaza Arturo Barea en TOMA 2017

No es casualidad que este año en el Festival TOMA Teatro hayan confluido 6 talleres sobre participación y diálogo ofrecidos por tres compañías catalanas y tres madrileñas, ni tampoco que entre las propuestas se vayan a tratar temas como la libertad de expresión o la memoria histórica.

Estamos viviendo un tiempo en el que se está cuestionando la libertad de expresión, participación y creación artística. Periodistas, titiriteros, músicos, artistas y tuiteros se están viendo juzgadas y condenadas por expresar una opinión crítica o contraria al sistema político, y miles de personas están siendo sancionadas por ejercer derechos fundamentales como el de reunión, expresión o manifestación. Desde TOMA Teatro creemos muy necesaria una parada para reflexionar sobre la importancia de la participación ciudadana, qué es y lo que se necesita para garantizar su verdadero desarrollo.

No es de extrañar que, dentro de este panorama de pérdida de derechos y espacios para la participación ciudadana en el que nos encontramos, las nuevas tecnologías de la comunicación se hayan convertido en el principal punto de mira. Ahora mismo, podríamos decir que las redes sociales son el canal de expresión más poderoso que existe, permitiendo que personas y colectivos sociales puedan hacer llegar sus mensajes a un público más amplio, rompiendo así con las barreras que los grandes medios de comunicación ponen a la participación de determinados grupos sociales. Una muestra más de la importancia que juega la participación y la libre expresión en estos tiempos que corren.

Participar es tomar parte, recuperemos espacios para la participación

La participación es algo que sólo podemos hacer juntas y hay tantas formas de hacerlo como personas hay en el mundo: con la palabra, el cuerpo, mediante el debate, acercándonos a la diversidad, aprendiendo de los otros o intercambiando perspectivas, entre otras.

En TOMA Teatro celebramos la participación como esa quintaesencia imprescindible de los procesos de transformación social. La capacidad de diálogo, convivencia y empoderamiento (personal y colectivo) de las participantes de TOMA hace de este festival un Encuentro con mayúsculas y así hemos dado cuerpo a nuestra propia definición de participación.

Lo primero que pensamos cuando una persona participa de una idea, un espacio o un proyecto es que forma parte de él, que lo hace propio, de tal modo que dicho espacio ya no es el mismo sin esa persona. Éste cambia y coge forma gracias a las aportaciones de quienes participan. Así es cómo tomamos conciencia de formar parte de un todo y de la conexión entre nuestro bienestar y el del resto de partes de ese todo. Sin embargo, y aquí reside la clave de la participación para nosotras, no se trata sólo de formar parte sino de tomar parte.

Tomar parte en el mundo que habitamos implica asumir que es a través de la mejora de nuestro entorno y de quienes nos rodean cómo mejoramos nuestra calidad de vida. Creemos que la estructura social y política actual de la que formamos parte puede ser mejor, que hay buenas ideas para mejorarla entre todas y que la participación nos permite compartirlas, valorarlas y enriquecerlas para hacer realidad el progreso de la sociedad hacia la mejora de la convivencia. Por eso, tomamos parte ejerciendo y promoviendo nuestros derechos y libertades porque sin participación no hay cambio hacia la justicia social y medioambiental.

TOMA Teatro es jugar y para ello la participación es muy importante

En TOMA Teatro abordamos la transformación social mediante una técnica especialmente potente a la hora de tratar la participación ciudadana: el teatro de las oprimidas. La esencia de esta técnica reside en que el resultado y el proceso son fruto de la creación colectiva partiendo de las historias que cuentan las participantes, la ruptura con la cuarta pared del teatro clásico bajo la propuesta de transformar al público en actrices y actores para que sean partícipes de las historias que se cuentan en la pieza representada o la invitación hacía la búsqueda colectiva de alternativas de cambio al conflicto que se plantee en la obra, etc.

Y utilizamos el lenguaje teatral porque sabemos que todas las voces cuentan, todas tenemos algo que contar y hay mil formas diversas de hacerlo. Ponerlo en común y al servicio de lo común favorece el crecimiento personal y colectivo tanto de la sociedad hacia afuera como en el interior de ella misma.

Esto es TOMA Teatro, un espacio, y como todo espacio quedaría vacío, hueco, inerte, si no fuera porque cobra vida con un elemento esencial: TOMA Teatro no es nada sin tu participación. Al fin y al cabo TOMA eres tú. Por ello te animamos a dar un paso adelante y a tomar la participación como algo personal.

¡Comenta!

You must be logged in to post a comment.